Barco hospital «Papa Francisco» llevará asistencia médica a los lugares más recónditos del Amazonas

Todo está listo para zarpar en julio. Dentro de poco, se pondrá en marcha el barco hospital «Papa Francisco», que beneficiará con asistencia médica a más de 700 mil personas que viven en los lugares más recónditos del Amazonas, en el estado brasileño de Pará. La ingeniosa idea fue impulsada por la Fraternidad de San Francisco de Asís en la Providencia de Dios y la Asociación de Laicos que la acompaña.

En cuanto a la nave de 32 metros de longitud, esta dispone de instalaciones médicas para prestar los servicios de diagnóstico, tratamiento, hospitalización y prevención en las especialidades de medicina general, oftalmología, odontología, cirugía, análisis de laboratorio, enfermería, sala de vacunación y maquinaria para exámenes de radiografía, ultrasonido, mamografía y electrocardiogramas.

De esta manera, el «Papa Francisco» zarpará desde el puerto de Óbidos, situado en Pará (Brasil), con un equipo de 30 tripulantes: 10  personas, incluyendo un religioso, y 20 voluntarios médicos y paramédicos, entre los que se encuentran profesores y estudiantes universitarios. Una vez que se ponga en funcionamiento, el barco visitará cerca de 1000 localidades costeras en expediciones que durarán 10 días en total.

Contará, además, con dos dos lanchas-ambulancia para atender un relevamiento inicial de la situación sanitaria de cada localidad y para las emergencias. Mientras que los hospitales de las localidades brasileñas de Juruti y Óbidos, administrados por la congregación franciscana, servirán como referencia para la operación.

Salud y bienestar para los que necesitan

La idea de acercar salud y bienestar a los lugares más recónditos del Amazonas nació en Río de Janeiro, durante la visita del Santo Padre con motivo de la celebración de la Jornada Mundial de la Juventud 2013. 

De acuerdo con el Fray Francisco Belotti, fundador del barco hospital, la iniciativa surgió a raíz de una conversación que tuvo con el Papa Bergoglio mientras recorrían un hospital de la fraternidad San Francisco de Asís. En esa charla, el Pontífice le preguntó al sacerdote si dicha congregación estaba presente en la Amazonia, a lo que Belotti contestó que no.  

-«Entonces tienes que ir», fue la contrarespuesta del Sumo Pontífice, quién lo alentó a ejecutar algún proyecto social en aquella región.

Esto motivó, en primer lugar, a la asociación y la fraternidad a crear el barco hospital. «Percibimos que la población que vivía a orillas del río tenía grandes dificultades para llegar a los hospitales. Por tanto, la alternativa era hacer que el hospital fuera a ellos, como la Iglesia, que el Papa quiere que conozca gente”, relató el hermano Belotti. 

Así, los frailes se sintieron motivados a atender el deseo del Santo Padre y el 5 de noviembre de 2018 presentaron en el Vaticano la maqueta de lo que sería un «barco-hospital».

Convención con el Estado

Un sacerdote de la fraternidad será el encargado de coordinar la misión y llevar la palabra de Dios a todas las personas visitadas, así como de garantizar la asistencia más digna y humana para todas las personas atendidas.

Para el sacerdote fundador, el barco hospital fue diseñado por el corazón de Dios. «No sabía de dónde venía, ni cómo, ni cuándo. Pero sabía que estaba en el corazón de Dios. Hoy es una realidad y tiene un rumbo: el corazón de todos los trabajadores de las comunidades costeras del río Amazonas», sostuvo al relatar la buena nueva. 

Fuentes:

www.pazybien.es

vatican news

Compartir esta información