Comentario de la Semana [29 de julio – 2 de agosto]

«Como atletas de Dios»

En estos días de fraterna experiencia deportiva, que reúne en Lima atletas hermanos de muchos países de nuestro continente, recordemos lo que decía San Ignacio de Antioquía: “Sé sobrio, como atleta de Dios. El premio es la incorrupción y la vida eterna, con respecto a la cual ya estás persuadido. Mantente firme como un yunque cuando lo golpean. A un gran atleta le corresponde recibir golpes y triunfar.”

Escribiéndole a San Policarpo, le recomendaba para la dirección de su comunidad cristiana: “Sé prudente como la serpiente en todas las cosas e inocente siempre como la paloma. Los tiempos te lo requieren, como los pilotos requieren vientos, o un marino zarandeado por la tormenta (busca) un asilo, para poder llegar a Dios… somete a los más impertinentes por medio de la mansedumbre. No todas las heridas son sanadas por el mismo ungüento.”

La sabiduría de San Ignacio de Antioquia nos ayude ahora para avanzar en nuestro compromiso de Iglesia en salida que busca el crecimiento del Reino de Dios.

Guillermo Inca Pereda

Secretario Adjunto

Conferencia Episcopal Peruana

Compartir esta información