Nuncio Apostólico y Arzobispo del Cusco bendicen primer hospital de cáncer infantil del Perú

Foto: Arzobispado del Cusco

El hospital “Virgen de Vidawasi” (Casa de la Vida), primer hospital oncológico pediátrico de Perú y de Sudamérica, fue bendecido el pasado sábado, 10 de agosto de 2019, por Mons. Nicola Girasoli, Nuncio Apostólico en el Perú, y Mons. Richard Alarcón, Arzobispo del Cusco, como parte de su visita al centro poblado de Yanahuara, en el distrito cusqueño de Urubamba.

En la ceremonia participaron Jesús Dongo y Marina Cano, fundadores de la asociación “Vidawasi”, iniciadores del proyecto, así como autoridades locales, representantes de las instituciones involucradas en esta labor y público en general.

Durante el recorrido, se visitaron las áreas administrativas y recreativas del hospital, así como el hospedaje casa «Vidawasi», la villa médica, la villa de voluntariado, los albergues familiares y una capilla. Además de estas instalaciones construidas, se tiene planificado crear otras áreas destinadas a la investigación, difusión científica, formación y capacitación de los profesionales de la salud.

Foto: Arzobispado del Cusco

Respaldo de la Santa Sede

El proyecto «Virgen de Vidawasi» cuenta con el respaldo de la Santa Sede. Adicional a ello, tiene como soporte internacional al Hospital Sant Joan de Déu y la Fundación Puigvert de Barcelona, al Hospital Infantil Teletón de Oncología de México, el Hospital St. Jude de Estados Unidos, entre otros hospitales y centros expertos en oncología a nivel mundial.

Asimismo, a nivel nacional, cuenta con la ayuda del Estado peruano, la Universidad Peruana Cayetano Heredia, el Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas, el Hospital del Niño y el Instituto Peruano de Energía Nuclear, por citar algunos. 

Mons. Girasoli, mencionó que el hospital «Virgen de Vidawasi» es una bendición para todos los peruanos, ya que es una obra hecha con el corazón y solidaridad, donde todos los pequeños pacientes oncológicos encontrarán la sanación a sus dolencias y la tranquilidad que necesitan gracias a su ubicación estratégica en pleno Valle Sagrado de los Incas. 

Por su parte, Jesús Dongo, fundador de «Vidawasi» agradeció a la Iglesia Católica por ser una de las primeras instituciones que le abrió las puertas para emprender este proyecto. Asimismo, invitó a todo el país a unirse a esta cruzada, para que sean parte de este emblemático hospital pediátrico.

Familia Fundadora

Marina Cano y Jesús Dongo son los fundadores de “Vidawasi” Perú, una organización sin fines de lucro que ha conseguido su objetivo: construir el primer hospital de cáncer infantil, ubicado en el Valle Sagrado de los Incas en el Cusco.

El 26 de junio de 2010, Jesús y su hija Abigail sufrieron un grave accidente dejándolos al borde de la muerte. Frente a este suceso, Jesús y su familia “deciden cambiar su rumbo y orientaron todos sus esfuerzos a una vida con el propósito de atender a miles de niños con cáncer”, describe la página oficial del proyecto.

Jesús es abogado de profesión y Marina maestra de educación inicial y “junto a sus tres hijos Abigail, Jesús Ignacio y Paz de María, invitan a ser parte de este maravilloso propósito”.

Foto: Andina Noticias

 

Compartir esta información