Oración por el Perú: rezo del Ángelus todos los días a las 12 p.m. y 6 p.m.

COMUNICADO
05-2020
“Dios es mi refugio, mi fortaleza, en El confío; él me librará de la red del cazador, de la peste funesta»(Sal 91, 1-2)
 
Como Presidente de la Conferencia Episcopal Peruana me dirijo a todos los Católicos y personas de buena voluntad de nuestro amado Perú.

La Sagrada Escritura nos enseña que la oración es el arma más poderosa para vencer el mal: Moisés orando en el Monte consiguió la victoria de su Ejército frente al enemigo; la Comunidad cristiana orando logró que Dios rompiera las cadenas que ataban a Pedro y lo liberó; Jesús nos enseñó: “pidan y se les dará, llamen y se les abrirá”.

Somos una Nación bajo la Protección de la Virgen María: Nuestra Señora de la Merced, La Virgen de la Puerta, La Virgen de Chapi, La Candelaria, La Virgen del Carmen; Ella como toda Madre quiere salvar a sus hijos y lo hace si ellos se ponen bajo su maternal protección.

Por eso, invito a todos los Cristianos Católicos del Perú y a todas las personas de buena voluntad a ponernos bajo la Protección Maternal de la Virgen María rezando el Ángelus a las 12.00m (medio día) y a las 06.00pm (tarde).

Dios siempre escucha la oración y El nos puede librar de esta pandemia que azota el planeta. Recemos con fe, porque para Dios nada es imposible.
 
Monseñor Miguel Cabrejos Vidarte, OFM
Arzobispo Metropolitano de Trujillo
Presidente de la Conferencia Episcopal Peruana
Presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano    
 

 

EL ÁNGELUS

Para rezar todos los días a las 12 p.m. (mediodía) y 6 p.m.

#Yomequedoencasa

El Ángel del Señor Anunció a María…
Y concibió por obra gracia del Espíritu Santo…

Dios te salve, María, llena eres de gracia, el Señor es contigo. Bendita eres entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre, Jesús…

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

He aquí la esclava del Señor…
Hágase en mí según tu Palabra…

Dios te salve, María, llena eres de gracia, el Señor es contigo. Bendita eres entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre, Jesús…

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Y el Verbo se hizo carne…
Y habitó entre nosotros…

Dios te salve, María, llena eres de gracia, el Señor es contigo. Bendita eres entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre, Jesús…

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Ruega por nosotros Santa Madre de Dios…
Para que seamos dignos de alcanzar las promesas y gracias de nuestro Señor Jesucristo…

Oremos: Derrama Señor tu gracia sobre nosotros que por el anuncio del Ángel hemos conocido la encarnación de tu Hijo para que lleguemos por su pasión y su cruz a la Gloria de su Resurrección. Por Jesucristo Nuestro Señor…

Amén…

Compartir esta información