CELAM propone a las Conferencia Episcopales de América Latina y El Caribe que consagren sus naciones a la Virgen de Guadalupe

En vísperas de la Solemnidad de la Anunciación del Señor, Monseñor Miguel Cabrejos Vidarte OFM, Presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) y Presidente del Episcopado Peruano, y Monseñor Juan Carlos Cárdenas, Secretario General del CELAM, propusieron, en una carta enviada el 23 de marzo, a los Presidentes de las Conferencias Episcopales de América Latina y el Caribe que consagren sus Naciones a la Santísima Virgen María, Nuestra Señora de Guadalupe, ante la crisis sanitaria producida en todo el mundo por la propagación del Coronavirus (COVID-19). 

“Estando en la víspera de la solemnidad de la Anunciación del Señor, desde del CELAM, teniendo en cuenta que la Conferencia de Aparecida consideró a la Santísima Virgen «Madre de Dios y Madre de América Latina y del Caribe, Estrella de la evangelización renovada, primera discípula y gran misionera de nuestros pueblos», le proponemos con humildad para que cada Conferencia Episcopal motive a los hermanos obispos a realizar un acto de consagración a la Santísima Virgen María, Nuestra Señora de Guadalupe”, dice la misiva.

 
Foto: Mons. Miguel Cabrejos, OFM, Presidente de la CEP y del CELAM.

El documento hace mención también a la situación especial que vive la Iglesia en nuestro continente y a la respuesta digital que ha tenido en estas semanas, a fin de cuidar que no se extienda más la pandemia. “Esta crisis sanitaria ha despertado entre obispos, sacerdotes, religiosos(as) y laicos un esperanzador movimiento, usando creativamente los medios de comunicación y las redes sociales para acompañar al pueblo de Dios, confinados en sus casas, llevándoles mensajes de aliento y esperanza”, expresa.

En este sentido, se sugiere que “este acto de consagración vaya acompañado del rezo del Santo Rosario, y sea transmitido por los medios de comunicación y las redes sociales, para que llegue al mayor número de sacerdotes y fieles”.

Finalmente, la carta expresa que “esta iniciativa será un gesto poderoso de fe y de esperanza en momentos donde hay temor e inquietud”. A continuación, la carta completa del CELAM:

Compartir esta información