Comentario de la Semana [25 de mayo – 29 de mayo]

«Que no venza el miedo»

En medio de la tormenta que pasamos, la voz de Jesús, nos dice: «Paz a Ustedes». Es la paz, con poder para vencer al miedo, para mantener viva la esperanza, para no rendirse en la batalla, para ser fuertes en esta hora de inclemencia. 
 
Ser Fuerte, decía Lao Tzu, no es vencer a los demás sino vencerse a sí mismo. Es enfrentar con serenidad y prudencia la fuerza de la ola que golpea inclemente, sin rendirse, sin huir, sin dejarse dominar por la incertidumbre. El fuerte, decía un filósofo, es como el árbol recio y consistente, porque siempre fue azotado por el viento.
 
Este momento nos desafía. Es un reto que nos permite descubrir la fuerza interior que nos anima y nos sostiene para poder vencer las adversidades. Es un momento que nos permite, como decía Antonie de Saint-Exupéry, descubrirnos a nosotros mismos al tener que enfrentar un obstáculo que nos sobrepasa. Es el momento de reconocer el poder de Dios, Señor de todo lo creado.
 
Que el Santo Espíritu de Dios, artífice fino que borda en el alma la voluntad indomable y la fuerza invencible, grabe en nuestro corazón la palabra del Padre: “No temas, porque yo estoy contigo. No tengas miedo, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré, y también te ayudaré”. (Is 41,10).

R. P. Guillermo Inca Pereda
Secretario Adjunto de la Conferencia Episcopal Peruana