Conferencia Episcopal Peruana se une al dolor del Episcopado Francés y de fieles tras el incendio de la Catedral de Notre Dame en París, Francia

COMUNICADO

 

Con profunda consternación hemos observado el incendio que ha consumido la Catedral de Notre Dame, símbolo de la fe Cristiana en Francia y en Europa.

La bella expresión gótica de esta casi milenaria Catedral custodiaba tesoros religiosos que la tradición ha recogido con devoción: la corona de espinas, un clavo y un pedazo de madera de la cruz del Redentor.

Nos unimos al dolor del Episcopado Francés y de los fieles de Francia.  Nos unimos al pueblo Francés que veía en Notre Dame un símbolo de su profunda identidad como nación.

Estamos seguros que surgirá una nueva Notre Dame, expresando la fuerza de un pueblo que en la historia fue custodio de la fe cristiana y un adalid de la libertad.

Con nuestra oración y cercanía a nuestros hermanos de Francia, pedimos a Nuestra Señora, la Virgen Santísima, que los bendiga con esperanza y con paz.

 

La Presidencia de la
Conferencia Episcopal Peruana

Compartir esta información