Presidente del CELAM: “Es imprescindible realizar esfuerzos para generar espacios de respeto y diálogo con nuestros hermanos indígenas»


Mons. Miguel Cabrejos, Arzobispo de Trujillo, Presidente de la Conferencia Episcopal Peruana y Presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) ha expresado hoy, con motivo de la celebración del Día Internacional de las Poblaciones Indígenas, que “es imprescindible realizar esfuerzos para generar espacios de respeto y diálogo con nuestros hermanos indígenas, rescatando al mismo tiempo su cultura, tradiciones, lengua y derechos».

Asimismo, Monseñor Cabrejos ha afirmado que esta fecha tiene una especial relevancia ya que estamos próximos a la realización del Sínodo de la Amazonía, que se llevará a cabo en octubre junto al Papa Francisco. “Cercanos al Sínodo Panamazónico, es importante enfatizar que los pueblos indígenas, especialmente los amazónicos, son el puente entre las culturas originarias y el mundo de hoy. Caminemos juntos en un permanente proceso de interculturalidad. Respetémoslos y valorémoslos”.

Cada 9 de agosto se celebra el Día Internacional de los Pueblos Indígenas, establecido por la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU). La ONU eligió esta fecha para conmemorar el día en que el Grupo de Trabajo sobre Pueblos Indígenas de la Subcomisión de Prevención de Discriminaciones y Protección a las Minorías celebró su primera reunión en 1992. El objetivo de festejar esta fecha es reconocer a las comunidades indígenas -sus tradiciones, valores, idiomas y costumbres- y el aporte que estas han brindado en el fortalecimiento de las culturas nacionales.

Según las Naciones Unidas, los pueblos indígenas representan una gran diversidad: más de 5 000 grupos distintos en unos 90 países y hablan una abrumadora mayoría de las aproximadamente 7 000 lenguas del mundo. Están constituidos por 370 millones de personas aproximadamente, es decir, más del 5% de la población mundial y, sin embargo, se encuentran entre las poblaciones más desfavorecidas y vulnerables representando el 15 por ciento de los más pobres.

Compartir esta información