Presidente del CELAM: «Puebla marcó un hito importante en la Iglesia de América Latina y el Caribe»

Del 2 Al 4 de octubre, se celebra en Roma el Congreso Internacional «A los 40 años de la III Conferencia General del Episcopado Latinoamericano de Puebla». 

Mons. Miguel Cabrejos, Presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) inauguró la tarde de este miércoles en Roma, en la Curia Generalicia de la Compañía de Jesús, el Congreso Internacional «A los 40 años de la III Conferencia General del Episcopado Latinoamericano de Puebla», organizado por la Pontificia Comisión para América Latina (CAL). El encuentro se desarrolla del 2 al 4 de octubre del presente año.

«Este congreso internacional es una brillante oportunidad para profundizar en su significado, sus desafíos y recomprometernos con el futuro. Puebla sucedió hace 40 años, pero sus efectos siguen. Puebla es importante porque marca un hito en la Iglesia de América Latina y el Caribe, denominado por San Juan Pablo II el “Continente de la Esperanza”, refirió Mons. Cabrejos durante su turno. 

III Conferencia General en Puebla hace 40 años. Foto: CELAM

Puebla, 40 años después

La III Conferencia General del Episcopado Latinoamericano fue inaugurada por el entonces Papa Juan Pablo II, el 27 de enero de 1979 en la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe, en Puebla (México). La reunión comenzó un 28 de enero, con 356 participantes, para reflexionar sobre el tema: La Evangelización en el presente y en el futuro de América Latina. El contexto en que se da esta Conferencia estuvo marcado por los precedentes Sínodos de los Obispos (sobre la evangelización en 1974 y sobre la catequesis en 1977), de Pablo VI a través de la Exhortación apostólica Evangelii nuntiandi, del Concilio Vaticano II y de Juan Pablo II, principalmente a través del Discurso inaugural.

Por ello, el Presidente del CELAM, reafirma al decir que Puebla, en continuidad con el Vaticano II y Medellín, «es también la encarnación de la Exhortación Apostólica Evangelii Nuntiandi porque desarrolla una profunda reflexión cristológica y eclesiológica sobre la evangelización, con una perspectiva y alma latinoamericana.

Asimismo, indicó que este rostro latinoamericano de la evangelización se manifiesta en lo siguiente: «Primero, La reafirmación de las líneas principales de Medellín; segundo, la evangelización desde las tres grandes verdades: la verdad sobre Cristo, la verdad sobre la Iglesia y la verdad sobre el Hombre; tercero, la evangelización de la cultura y la religiosidad popular y la gran devoción mariana; cuarto, la estrecha relación entre evangelización, liberación y promoción humana-integral; quinto, el reconocimiento y valoración de las Comunidades Eclesiales base». 

Agenda del Congreso

Por último, Mons. Cabrejos subrayó que en este congreso internacional tenemos la oportunidad de «reflexionar sobre el contexto de la realidad de América Latina y el Caribe de aquel entonces, el proceso previo a Puebla, la agenda de la conferencia y el vivo legado, que nos muestra el rostro de una Iglesia latinoamericana y su misión evangelizadora». 

El Presidente del CELAM expresó sus esperanzas en el próximo Sínodo que pronto iniciará en Roma: “Pienso que saldrán cosas muy buenas para la Iglesia. Sera una gran oportunidad, una gran riqueza para el futuro de América Latina y del mundo”.

Compartir esta información