Asamblea del SEDAC 2019: Obispos hablan sobre la necesidad de sinodalidad y el diálogo interreligioso

Desde el 25 de noviembre, los Obispos de Centro América se reúnen en la Asamblea Anual del Secretariado Episcopal de América Central (SEDAC), que se desarrolla en Costa Rica, para estudiar y reflexionar sobre la realidad de las comunidades diocesanas de dicha región. El encuentro se realizará el 29 de noviembre.

En el marco de estas actividades, el Presidente del Celam, Mons. Miguel Cabrejos, envió un mensaje a los Obispos del SEDAC, donde afirma que sigue con gran interés los últimos acontecimientos de convulsión política y social que ocurren en esta región de América Central, en especial, el país de Nicaragua. 

“Por eso, me uno al llamado de la Conferencia Episcopal de Nicaragua a terminar con toda forma de violencia, venga de donde venga, y a seguir buscando caminos de diálogo que permitan alcanzar una paz permanente”, dijo el prelado.

Un retiro espiritual y una misa 

La asamblea del Secretariado Episcopal de América Central (SEDAC) inició el lunes pasado con la participación de 65 Obispos, entre ellos tres cardenales, y el Nuncio Apostólico de Costa Rica, Mons. Bruno Musaró.

Como es tradición, los Obispos iniciaron la jornada de la asamblea con un retiro a cargo de Mons. Óscar  Brown , Obispo Emérito de Panamá, quien les habló de la fundamentación bíblica y del magisterio sobre la sinodalidad en la Iglesia, que debe ser una experiencia de vida en la Iglesia. Seguidamente, tuvo lugar una misa inaugural a cargo del Nuncio Apostólico en Costa Rica, Mons. Musaró, quien destacó que en la región centroamericana hay temas que los obispos deben afrontarlos a la luz de la palabra de Dios y del Magisterio de la Iglesia; y recordó la preocupación del Papa Francisco en sanar las “heridas de la Iglesia, especialmente las que han sido provocadas por el abuso de menores de parte de clérigos”.

La necesidad de la sinodalidad

En la misa del segundo día, el Cardenal José Luis Lacunza enfocó su homilía sobre la sinodalidad en la Iglesia, y para alcanzar, dijo el prelado, necesitamos una conversión a la experiencia sinodal, es necesario fortalecer una cultura de diálogo, de escucha recíproca, de discernimiento espiritual, de consenso y comunión para encontrar espacios y modos de decisión conjunta y responder a los desafíos pastorales.

Por su parte, Rabino Gustavo Kraselnik de la comunidad Kol Shearith Israel de Panamá, compartió la experiencia del diálogo interreligioso en Panamá con otras expresiones de fe. Pero se centró en la experiencia judeo-católica en Panamá que se da en tres niveles: en el institucional con una relación entre las autoridades católicas y judías donde comparten una demostración del ritual de la Pascua judía con unos cien católicos elegidos por monseñor José Domingo Ulloa; en el ámbito académico, hace un años iniciaron una cátedra de estudios judaicos en la Universidad Católica Santa María la Antigua; y en el Seminario Mayor San José se da clases sobre el judaísmo y el la relación comunidad, han tenido acercamiento con la parroquia San Lucas, donde han hecho encuentro corales y juveniles, se les apoyo en iniciativas de labor social. Tenemos una impresión muy positiva y entusiasta, esto nos llena de optimismo y esperanza, estamos con mucha humildad dando pequeños pasos, escribiendo una historia muy significativa, estamos creciendo y fortaleciendo el diálogo interreligioso, recalcó el Rabino Kraselnik.

Compartir esta información