Comentario del Padre Guillermo Inca

“Huye de la arrogancia”

En este inicio del tiempo de Adviento, que nos prepara a la Navidad, recordamos lo que nos enseñaba el Papa Francisco: para recibir a Jesús debemos “purificar nuestra memoria” y evitar “mundanizar la navidad”. Dos líneas de trabajo personal y comunitario que nos ayudarán a preparar el camino para recibir al Salvador, como nos pide el Profeta.

Adviento está marcado por una actitud vigilante. San Pacomio, enseñaba a sus discípulos: “Vigila, entonces, sabes las promesas que has hecho, huye de la arrogancia, arranca de ti mismo al diablo para que él no te arranque los ojos de tu inteligencia y te deje ciego, de modo que no conozcas más el camino de la ciudad, el lugar donde vives. Reconoce de nuevo la ciudad de Cristo, dale gloria porque ha muerto por ti”.

Adviento es tiempo de esperanza. Así lo recordaba el Papa Benedicto XVI: “Podríamos decir que el Adviento es el tiempo en el que los cristianos tienen que despertar en su corazón la esperanza de poder, con la ayuda de Dios, renovar el mundo”.  

Vigilantes, preparemos el camino del Salvador que viene para traernos la paz, la alegría y la esperanza.

P. Guillermo Inca Pereda
Secretario General Adjunto
de la Conferencia Episcopal Peruana  

Compartir esta información