Obispos de Venezuela piden postergar elecciones presidenciales

Como están concebidas, sin las suficientes garantías que identifican todo proceso electoral libre, confiable, transparente, se deslegitima la realización de las elecciones presidenciales, convocadas para el próximo 20 de mayo, dicen los Obispos de la CEV
Johan Pacheco – Venezuela

 

Que los gobernantes escuchen la voz del Pueblo

La Conferencia Episcopal de Venezuela ha publicado una declaración pidiendo que se posterguen las elecciones previstas para el próximo 20 de mayo. Los Obispos consideran que los comicios “lejos de aportar una solución a la crisis que vive el país, pueden agravarla y conducirlo a una catástrofe humanitaria sin precedentes”.
En medio una crisis humanitaria, y asediados por la hiperinflación, el pasado domingo 23 de abril comenzó en Venezuela la campaña electoral para las elecciones de presidente y consejos legislativos estadales.

“El Estado ve cada día más comprometido su rol sustitutivo para asegurar los insumos básicos para la subsistencia del pueblo. Todo esto se traduce en más hambre y desempleo. A ello se suma el aumento de la insalubridad por la aparición incontrolable de epidemias y de enfermedades”, dicen los Obispos.

Esta declaración la publican luego de una Jornada de Oración por Venezuela que se desarrolló del 19 al 22 de abril, pidiendo a Jesús Buen Pastor por la paz, la justicia, la libertad y el progreso en el país.

 

Estas elecciones pueden conducir a una catástrofe humanitaria sin precedentes

“Ante problemas humanos de tal magnitud –manifiestan los Obispos-, se deslegitima la realización de las elecciones presidenciales, convocadas para el próximo 20 de mayo. Tal como están concebidas, sin las suficientes garantías que identifican todo proceso electoral libre, confiable, transparente, con innumerables inhabilitaciones de posibles candidatos, lejos de aportar una solución a la crisis que vive el país, pueden agravarla y conducirlo a una catástrofe humanitaria sin precedentes. Por tanto, es urgente su postergación para el último trimestre del año”.

También el episcopado Venezolano agradeció a “los países que han acogido, a través de sus organizaciones de ayuda humanitaria, a los venezolanos que se han visto obligados a salir del país. De igual forma a las instituciones eclesiales que trabajan con migrantes, a las Caritas, por la atención brindada a los hermanos venezolanos”.

Sharing is caring!